Sobre mi

¿Quién hay detrás de Milkshake by Cati?

Cati Moreno Frau

¡Hola! Soy Cati y voy a ser la mezcla perfecta de tu proyecto. Aunque antes de ponernos con las manos en la masa, voy a explicarte un poquito sobre mí.

 

Soy mallorquina, estoy felizmente casada y tengo dos preciosas niñas. Soy un torbellino de energía y decidí emprender aprovechando una situación laboral y personal que resultó ser el empujón perfecto para dar el salto.

 

Aquí tienes la receta que da vida a mi ser y a mi proyecto:

 

INGREDIENTES

1kg de mamá

1 sobre de carácter mediterráneo

800 gramos de diseño web

200 mililitros de SEO

5 cucharadas de social media.

 

PREPARACIÓN

  1. Limpiar bien los ingredientes y dejar escurrir.
  2. En un recipiente, dejar macerar todos los ingredientes con constante formación para que absorba conocimientos y nunca deje de aprender.
  3. Batir en la batidora hasta que todo esté homogéneo.
  4. Probar y añadirle más WordPress si fuera necesario.
  5. Dejar reposar y servir con blogging.

 

ADVERTENCIA: Puedo contener trazas de inspiración y motivación.

Contiene 567 Chispacalorías.

Consumir preferentemente antes de: Ahora o nunca

1540
Horas de formación
157
Litros de leche
3
Años para llegar aquí
200
Kilos de ilusión

Testimonios

Porque la confianza es indispensable a la hora de contratar servicios online, aquí tienes algunas opiniones de clientes que han trabajado conmigo.

Después de esta divertida introducción (así soy yo XD) quiero contarte como he llegado aquí. Nunca jamás he tenido vocación por nada. De hecho siempre he admirado a las personas que desde pequeñas saben lo que quieren ser de mayores, van a por ello, lo consiguen y son felices. Yo no tuve esa suerte.

 

Hice lo que se supone que debemos hacer todos, ir a la universidad para encontrar un buen trabajo y vivir de él toda nuestra vida. Allí me lleve el primer tortazo. Quería estudiar turismo, lógico viviendo en Mallorca, pero no conseguí plaza. ¿Qué hice? Elegí Empresariales. Segundo tortazo. No me gustaba perooooo empecé a trabajar y eso de ganar dinero molaba. Hasta llegué a pensar que había encontrado el trabajo de mis sueños, uno con buen horario y mejor sueldo. Tercer tortazo. Tras pasar seis años de mi vida trabajando en un banco, aprendí la mejor lección que me podía enseñar ese trabajo: el dinero no da la felicidad (y que para trabajar en un banco tienes que estar hecho de una pasta especial). Y esa frase que parece el consuelo de aquellos que no tienen dinero, te aseguro que es real.

 

Por suerte el destino quiso ponerme un ERE en el camino y lo acepté encantada, tan encantada que me apunté voluntaria a cerrar esa etapa de mi vida para empezar otra nueva totalmente distinta.

En esos seis años me casé, tuve dos hijas y descubrí las redes sociales y los blogs. Así que cuando cerré esa etapa sabía exactamente lo que quería (eso pensaba yo). Cuarto tortazo. Creía que había encontrado mi vocación y que me quería dedicar a ser Community Manager, por ello hice un máster y leía un montón de blogs (soy muy autodidacta). En 2015 empecé a dedicarme profesionalmente a ello, pero un año después ya sabía que aquello no era lo mío. ¿Qué pasó? Tuve un flechazo con WordPress y me enamoré.

 

Hoy, por fin, puedo decir que he encontrado mi vocación: ayudar a bloggers y emprendedoras digitales a crear sus webs es lo que más satisfacción me produce, soy muy feliz. De esa vocación ha nacido Milkshake by Cati.

 

Como ves el camino no ha sido fácil (y solo estoy al principio), pero la satisfacción que tengo al ver que no he desistido a la hora de buscar aquello que me hace feliz y que estoy viviendo de mi sueño, es brutal. Esta mal que yo lo diga, pero me siento orgullosa de mi misma porque he luchado muy duro durante tres años para llegar aquí.

 

Por supuesto esto no hubiera sido posible sin la ayuda y apoyo de mi marido, mis padres y mis hijas (por ellas empecé este camino, ya sabes que la conciliación no existe en España).

 

Y si has leído todo este tostón que te he soltado, ¡gracias!. Si te has sentido identificada conmigo te diré algo, lucha por tus sueños, el esfuerzo tiene su recompensa, créeme. Y si te he servido de inspiración o motivación, me siento feliz por ello.

 

Y ahora que ya me conoces un poquito, ¿Qué te parece si soy yo quien te pone cara? Escríbeme y hablamos tranquilamente (batido en mano)

Uso cookies mías y de terceros para poder ofrecerte un mejor servicio y ofrecerte publicidad de mis servicios relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tu navegación. Si sigues aquí y no te has ido, entiendo que has aceptado el uso de cookies. Si quieres cambiar la configuración o tener más información haz click aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies